Home

Nos vamos a Praga de escapada invernal

By  | 

Nos vamos a Praga de escapada invernal, como te lo contamos.

Vivir en Canarias, a veces, viene bien para viajar, sobre todo a los lugares fríos porque suele suceder que las compañías de esos países organizan charters a nuestras Islas Canarias para ofertar sol en el crudo invierno. Nosotros aprovechándonos de eso, Canarias está en un 98% de ocupación, buscamos los vuelos de vuelta y de venida a Canarias, con plazas baratas y normalmente en vuelos directos para visitar esos países con frío!!!

Si quieres saber con antelación cuánto frío vas a pasar en Praga, será mejor que consultes el tiempo para los próximos 15 días.

Aunque habíamos ido a Praga, nunca lo habíamos hecho en invierno, y ha sido un espectáculo que por muy poco dinero no puedes perderte.

Praga es una ciudad centenaria y muy romántica, con muchos puentes, calles empedradas, monumentos y, por supuesto, castillos. Su importante pasado imperial la dota de un encanto único, con unos parajes, calles y edificios que la hacen mágica, tanto es así que la película El Ilusionista que se desarrolla en Viena, en realidad se rodó mayormente en Praga.

Te traemos el trailer de El ilusionista para que puedas recrearte en la ciudad, aún antes de ir,  y puedas percibir ese halo mágico que impregna la ciudad.

Entre los múltiples atractivos que ofrece destaca el centro histórico de la ciudad, conocido también como el Barrio de Stare Mestro, una encantadora zona de calles estrechas por las que pasear descubriendo sus típicos edificios, sus concurridos mercados y sus animadas terrazas.

Uno de los puntos más emblemáticos de Stare Mestro es la Plaza de la Ciudad Vieja, donde se encuentran los principales edificios y monumentos, como la Torre del Ayuntamiento y el famoso Reloj Astronómico. También en el casco antiguo encontrarás el Castillo de Praga, el más grande e importante de la República Checa, un complejo arquitectónico fortificado en el que se sitúan el Palacio Real de Praga y la Catedral de San Vitus.

Cerca del Castillo de Praga te espera una de las zonas más popular de la capital checa, el Barrio de Mala Strana, un lugar hermoso y lleno de vida en el que podrás pasear, tomarte una cerveza o comer en una terraza mientras observas el bullicioso ir y venir de sus gentes.

Si te gusta la literatura y, en especial, si te gusta Kafka estás en el lugar idóneo para visitar la casa donde nació, más bien, lo que queda de ella. Pero además podrás visitar una ruta de lugares emblemáticos en la literatura de Kafka y también de su propia vida. Si te gusta mucho puedes ir hasta el Museo en honor a Kafka donde podrás satisfacer tu curiosidad acerca de este talentoso escritor.

Cerca del castillo se encuentra en parque Letna Park, fantástico porque además te permitirá obtener una fantástica panorámica de los innumerables puentes que comunican ambas orillas del río Moldavia. Otro punto destacado es el Josefov, o Barrio Judío, donde tendrás que visitar sus hermosas sinagogas y el histórico Cementerio Judío, famoso por su estilo gótico digno de las mejores películas clásicas de terror.

Al suroeste de Stare Mesto, podrás visitar la Plaza Wenceslao, una de las más animadas de la ciudad o la Torre de la Pólvora, una impresionante construcción de estilo gótico. Tampoco podrás pasar por alto el edificio art nouveau en el que se radica el actual Ayuntamiento, ni la curiosa Casa Danzante, un increíble edificio de sinuosas líneas modernas.

Si viajas a Praga tienes que probar la gastronomía checa, que te sorprenderá por sus contrastes. Una de las delicatesen que no puede faltar en tu menú es el típico goulash, plato nacional de la República Checa. Y si lo que te gusta es la cerveza tendrá que pasar por U Fleku una cervecería en la que, además de comer, podrás probar un sinfín de cervezas artesanales entre las que destaca la elaborada en el propio local, con una tradición de más de cinco siglos.

Pero si lo que quieres es comer o cenar muy bien, nosotros te recomendamos La Finestra, uno de los mejores restaurantes de Praga, es un italiano que ofrece auténticas exquisiteces, y algo de comida checa, si es lo que quieres comer.

En tu escapara invernal, disfruta de Praga.