Home

Florencia, la ciudad más bella

By  | 

Florencia es la ciudad más bella de Italia, de Europa, del mundo o eso creen los florentinos, pero es que la ciudad es una auténtica maravilla.

Florencia está al norte de Roma y está situada en la región de la Toscana, una de las regiones más preciosas y románticas de Italia.

diseno-sin-titulo-11
Florencia, fue una floreciente ciudad y capital de Italia durante la edad media y, sin duda, un importante centro cultural, económico y financiero de la época, fundamentalmente cuando gestionaba la ciudad la Dinastía Médici. 

En Florencia se originó el Renacimiento y es una de las cunas mundiales del arte. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad y en él podrás visitar Santa María del Fiore, el Ponte Vecchio, la Basílica de Santa Cruz, el Palazzo Vecchio y museos como los Uffizi, el Bargello o la Galería de la Academia, que acoge al David de Miguel Ángel.

Pero no creas que tengas que verlo todo o visitarlo todo para conocer Florencia, se necesitarían años para conocer todo el arte y la magia que encierra Florencia, simplemente déjate llevar y recorre sus calles, pasea sus plazas y disfruta del arte que se respira.

italy-1214421_960_720

Es importante también visitar la Plaza de la República, que es una de las plazas más grandes e importantes de la ciudad, que tampoco es que sea tan grande, y después abandonarla por la Vía Pellicceria hasta llegar a la Fontana del Porcellino donde hay una estatua de un jabalí de bronce, que tienes que acariciar, para que vuelvas a Florencia!

No sé si funciona, pero ya he ido 3 veces y siempre que voy, paso a darle un besazo al jabalí!

leonardo-da-vinci-1125056_960_720

El Hombre de Vitrubio que todo el mundo conoce y del que hay millones de reproducciones por todo el mundo, es en realidad un dibujo que hizo Leonardo da Vincci (florentino, por supuesto) donde indica las proporciones perfectas del cuerpo humano en uno de sus diarios, y puedes verlo en…. Venecia! En fin, eso daría para otro post.

En El Duomo podrás ver la Catedral de Florencia que tiene un diseño arquitectónico increíble, y puedes subir a su cúpula para ver de cerca las increíbles pinturas de Brunelleschi, pero eso sí, vete comprando ya las entradas aquí, porque si no no entras.

Antes de abandonar la Plaza del Duomo podéis acercaros hasta el Battistero di San Giovanni para ver las llamativas Puertas del Paraíso, entrar no merece la pena.

De Florencia destaca especialmente, la Galeria Uffizi, es un tesoro del arte de la humanidad y vale la pena las colas y el precio de la entrada porque es una auténtica maravilla, hay diferentes tipos de entrada y de recorridos, así que dejo en enlace de las mismas aquí.

Además de recorrer las joyerías del Puente Vecchio es interesante de visitar el Palazzo Vecchio, que antiguamente fue la residencia y lugar de trabajo de la corte de Florencia.

Se come muy bien en Florencia, tanto para picar algo, hay muchas bodegas o bares de vinos, donde tomar un buen vino de la Toscana, con unas aceitunas y un poco de queso,  como para un almuerzo o una cena. Al ser muy turística Florencia es bastante cara, pero si te alejas un poco de los centros turísticos podrás encontrar buenas raciones, buenas calidades y un precio muy asequible.

El Florencia, como en toda Italia, se come pasta y pizza, pero a mi lo que me sorprendió, me encantó y me atrevo a recomendar es el Bistec a la Florentina, un filete de carne de una especie de vaca típica de esa zona, que preparan a la brasa y que es una auténtica delicia. Si os gusta la carne, la buena cocina, con buenos ingredientes no dejéis de ir a la Trattoria el Mosacce, no solo la recomiendo yo, también lo hace TripAdvisor!

Y a última hora se me ha ocurrido que para tenerlo aún más claro, la nueva película protagonizada por Tom Hanks, Inferno, basada en una novela de Dan Brown, el mismo escritor del Código Da Vincci, y que se acaba de estrenar, tiene lugar gran parte de la acción en Florencia y se recrean en esta preciosa ciudad, que no debes dejar de visitar.

Por cierto, que ya han organizado un tour para visitar las localizaciones de la película, que si ya la has visto para cuando vayas, quizá te apetezca realizar.