Home

Entrena tu cerebro para ser feliz

By  | 

Es curioso cómo la felicidad no es lo mismo para todo el mundo. La inmensa mayoría nos empeñamos en buscar la felicidad en las cosas externas que nos rodean, eso es lo que nos han enseñado. Nuestra cultura está enfocada a pensar que lo bueno, lo necesario y lo importante está fuera de nosotros, lo que podemos obtener. Nadie nos ha dicho, ni nos han enseñado, que quizá mirando hacia dentro podemos conseguir todo lo que necesitamos.
Pues bien. Si buscas la felicidad fuera, y llevas mucho tiempo así sin conseguir salir de ese embrollo, ¿qué pierdes cambiando la ruta mental y mirando hacia dentro? Quizá sea el único lugar donde no has buscado…
La felicidad no tiene una receta. No hay manual que te guíe ni pasos ordenados.
Está claro que el dinero es importante, y decir lo contrario no tiene sentido. Pero una vez tengamos nuestras necesidades básicas cubiertas y un poquito más allá, por mucho que aumenten nuestros ingresos no hace que nuestra sensación de felicidad crezca. Hay estudios que lo confirman.
Parece ser que la clave de todo está en nuestro cerebro. Todos nacemos con el chip de la felicidad implantado, pero luego aparece el escenario donde crecemos, las circunstancias y nuestra propia actitud, que termina por desvirtuar esa felicidad innata que todos tenemos de serie.

 

Young girl puts her big thumbs up. Portrait of cheerful kid. Smiling girl having fun outside. Happy successful person.

Si crees que eres negativo por naturaleza, te vamos a dar una buena noticia: el cerebro se puede modular. Tenemos la gran suerte de poder elegir nuestros pensamientos, y cambiarlos cuando nos veamos sumergidos en un problema. Parece ser que lo más efectivo a la hora de cambiar nuestro cerebro es el hecho de ejercitarlo, y eso lo podemos hacer con un simple minuto al día. Cambiar lo que pensamos, de forma consciente es un gran reto con grandes beneficios.
Si te apasiona esta nueva forma de vivir, te informamos que hay profesionales que te pueden ayudar, incluso hay “gimnasios de cerebros” donde puedes poner a punto el tuyo.
Interesante, ¿verdad?