Home

Descubre el Reiki

By  | 

El Reiki  es una terapia milenaria japonesa reconocida por la Organización Mundial de la Salud y consiste en la canalización de energía curativa a través de las manos, es una técnica de Sanación Energética que cada día tiene más adeptos.

El Reiki aporta grandes beneficios, desde la relajación hasta el equilibrio entre cuerpo y mente. Como su principal función es la de aumentar la energía vital de la persona y darle mayor bienestar, se pueden tratar dolencias como ansiedad, estrés, depresión y dolores físicos. Es decir, con el Reiki podemos tratar todas las dolencias del cuerpo físico así como emocionales, llegando a un estado de armonía y serenidad.

Una y otra vez el Reiki se pone en el punto de mira del debate científico y cada vez hay más estudios donde se demuestra que puede aportar beneficios a la persona que recibe las sesiones y más si se encuentra en una situación de salud crítica.

Las personas que lo practican aseguran que funciona de una manera asombrosa, y la medicina convencional, siempre escéptica ante cualquier terapia alternativa, ya ha empezado a practicarlo en hospitales. Que quede bien claro que el Reiki ni quiere sustituir a la medicina convencional ni interfiere en el tratamiento prescrito por el médico.

Voluntarios ofrecen servicios de Reiki de forma gratuita en hospitales como La Paz, Puerta del Hierro y Gregorio Marañón. Cualquiera puede practicarlo o recibirlo, ya que no es un don especial de algunos privilegiados, es una técnica que se puede aprender.

Otras técnicas comparten esta misma filosofía de “todos somos energía”, como el shiatsu o la acupuntura, que son técnicas de desbloqueo de nudos de energía, siendo dichos bloqueos los responsables de la enfermedad. El Reiki disuelve dichos bloqueos devolviendo al cuerpo su equilibrio natural.

¿Cuál es el fundamento del Reiki? Dejando atrás cualquier confabulación mística, consiste en el Amor hacia uno  mismo y hacia los demás. Y lo mejor de todo es que no tiene contraindicaciones y lo puede recibir cualquier ser vivo.