Home

Cómo cuidar tu Flor de Pascua

By  | 

Seguro que tienes en casa más de una Flor de Pascua. Si quieres que llegue sana y salva al día de Reyes o incluso mucho más allá, te contamos algunas cosas sobre ella.
La Flor de Pascua, aunque es delicada, los cuidados que lleva son muy sencillos. Para empezar, decirte que es una planta que no le gusta nada el frío, la oscuridad y el exceso de agua. Ésta última mejor que falte, en lugar de que sobre.

Si está en un ambiente muy seco o cerca de la calefacción, sus hojas no lo resistirán y caerán. Lo adecuado es que esté a una temperatura entre los 16 y 23 grados.
Como ya dijimos no es amiga de mucha agua. El regado dependerá de la temperatura del ambiente, pero con humedecer la tierra un par de veces por semana, será suficiente. La forma de regarla es sumergiéndola en un plato con agua, por inmersión. Déjala unos 10 minutos y retírala, ya ha absorbido la cantidad de agua que necesita.

white-poinsettia-18100_960_720

No la pongas directamente al sol, pero sí en un lugar donde haya mucha claridad. Curiosamente no tolera el viento, así que si la tienes en un lugar donde suelen haber corrientes de aire, sus hojas se entristecerán. Se lo notarás enseguida.

Consejos para elegir la planta adecuada

Si lo que te has propuesto es que tu planta dure más allá de la Navidad, debes de tener una serie de aspectos en cuenta:

1.- No adquieras una planta cuyo tronco esté suelto, es decir, flojo del sustrato de la maceta.
2.- Cuando te la lleves de la tienda resguárdala del viento y trata de que sufra los menos cambios de temperatura posibles.
3.- La planta tiene unas florecillas amarillas, fíjate en que no estén muy abiertas, ya que la vida de la planta se mide por cuantas florecillas de esas tenga. Cuantas más, menos vida le queda.

 

butterflies-55052_960_720

¡¡Feliz Navidad!!