Home

Consejos para las ventanas según el Feng Shui

By  | 

Las casas podemos compararlas con las personas, podemos decir que la puerta es como la boca y que las ventanas son como nuestros ojos. Y siguiendo esa comparación, en el Feng Shui se suele decir que en las habitaciones, por cada puerta deben haber dos ventanas, pero como todo en el Feng Shui, son orientaciones que se deben llevar a cabo en la medida de lo posible.

Dentro de la casa hay quietud y fuera movimiento. Por lo tanto, a través de las ventanas los habitantes ven el mundo y lo que ocurre fuera desde una posición de tranquilidad. Si vivimos en un sitio sin ventanas el chi o energía estará oprimido y será un lugar en el que pueden generarse bloqueos.

 

house-window-flowerpots-medium

 

Las casas que tienen pocas ventanas transmiten tristeza y oscuridad y los habitantes terminarán por experimentar estos sentimientos en su día a día. Las casas con un número excesivo de ventanas generarán en los habitantes sentimientos de nerviosismo y cansancio, volviéndose dispersos. Por lo tanto debe haber un equilibrio entre las ventanas y el tamaño de la casa.
Es conveniente que las ventanas tengan persianas o cortinas. Deben cerrarse durante la noche y abrirse durante el día. De esa forma durante el día habrá movimiento de energía positiva gracias a la luz del sol.

Si en tu casa tienes una puerta que al abrirla da justo a una ventana, a la misma altura, te aconsejamos que pongas algo entre ambas, como un biombo o un elemento decorativo alto que interrumpa el flujo de energía entre ambas. Verás como el ambiente se torna más tranquilo.
Otros consejos son evitar las ventanas de guillotina, evitar ventanas con cristales rotos o que no se puedan abrir. Si tienes ventanas que no se pueden abrir, representan bloqueos en la circulación de energía nada beneficiosos, ya que estancarán las aspiraciones vitales de las personas que la habitan.

 

8119313316_a63f79a9e0_b

 

Estos consejos sencillos nos ayudan a crear espacios agradables en nuestro hogar, y a ser conscientes de pequeños arreglos pendientes que los vamos dejando, pero que es importante llevarlos a cabo.