Gastronomía

Consejos para evitar el vientre hinchado

By  | 

Tener el vientre hinchado es sumamente incómodo. Además, estamos en una época en la que nos gusta ir más ligeras de ropa y queremos lucir mejor que nunca.
Tener el vientre hinchado viene de varias causas, desde el tipo de alimentación hasta la forma de preparar los alimentos. Si tenemos los motivos claros podremos tomar las decisiones más adecuadas para evitar estar tan incómodas.
Podemos matarnos a hacer abdominales en el gimnasio, pero eso no quita que nuestra digestión sea pesada o que haya ciertos alimentos que nos sienten fatal. Así que cuanta más información tengamos al respecto, mejor.

Adelgazar

Comer de forma apresurada

Uno de los motivos por los que el vientre se nos puede hinchar es debido a la fermentación de los alimentos. Esto es debido a que comemos muy rápido y lo único que conseguimos es que la digestión sea pesada y tengamos gases. Mastica lentamente y disfruta de la comida. Otro beneficio de esta forma de comer es que te saciarás antes y por lo tanto, comes menos.

Evitar frituras

Tomar alimentos que son indigestos nos puede causar la hinchazón también. Evita las frituras y todo lo que es muy grasiento, además intenta siempre eliminar el exceso de aceite de los alimentos fritos. Nuestro organismo no absorbe muy bien las grasas. Atrévete a comer cosas al vapor o asadas.

Tomar fibra

A ver, con moderación, como todo. Si padeces de estreñimiento es probable que el abdomen se te hinche, pero si tomas mucha fibra obtendrás el efecto contrario, es decir, distensión abdominal. Así que tomarla poco a poco y sin pasarse. Añade a la dieta frutas y verduras y algún cereal integral.

Come varias veces y en cantidades pequeñas

No es lo mismo un festín que deja tu vientre hinchado que comer varias veces y poco. Tu vientre lo agradecerá y, además, tendrás el organismo activo.

Haz deporte

Y tu pensarás… ¿Deporte con la hinchazón que tengo? Si, sé que no dan ganas ni de moverse. Pero hacer ejercicio de forma habitual es la mejor manera de que tu intestino se mueva, eliminando así gases y residuos.