Home

Consejos básicos de decoración

By  | 

Si estás decorando tu casa o pensando en cambiar algo ahora que viene el buen tiempo, antes de que te lances con los cambios, te sugerimos unas ideas y consejos muy básicos que, teniéndolos en cuenta te ayudarán a conseguir que tu hogar sea un lugar acogedor, equilibrado y sumamente agradable.

Para alcanzar la armonía el Feng Shui es ideal, este arte milenario de oriente se basa en unos fundamentos que hacen que la energía fluya libremente, eliminando obstáculos.

Para empezar rodéate exclusivamente de objetos que te gusten y sean de tu agrado. Elimina todo aquello que te trae malos recuerdos o malestar.

Deshazte de todos los objetos que estén rotos o en mal estado, si no puedes repararlos. Lo que está roto o es un deshecho hace que la energía no fluya adecuadamente.

La limpieza y el orden son fundamentales, ya que se suele decir que lo que está fuera es un reflejo de lo que está adentro. Si tu casa está desordenada, refleja tu desorden interno.

En la entrada de la casa, el recibidor, debe estar ordenado y acogedor, libre de obstáculos y que transmita el calor de hogar que toda persona debe sentir cuanto llega a su lugar de paz y descanso. Coloca una luz tenue, y déjala encendida un par de horas por la noche, transmitiendo así paz y recogimiento.

La sala de estar debe de estar lo más despejada posible, sin muebles que impidan el paso y colócalos de tal forma que las personas cuando se sienten tengan la pared detrás, a su espalda. Esto hará que se sientan protegidas y confortables en los momentos de relax.

Si te llevas trabajo a casa, no trabajes en la misma zona que duermes, esto hará que el sueño no sea reparador del todo porque no desconectas. Utiliza otra estancia a modo de despacho.

Un consejo con respecto a los muebles, evita que sean angulosos tratando de elegir aquellos que tengan bordes suaves. Con respecto a las plantas y flores, úsalas siempre naturales, con flores de colores y evita las que tengan espinas u hojas puntiagudas.

Los colores, úsalos siempre en tonalidades suaves, tanto en paredes como en telas. El verde se relaciona con la vida y la naturaleza, el amarillo con el poder y el rojo con la buena suerte. Escoge aquellos colores con los que te sientas más cómodo.