Deporte

¡Al agua! Beneficios de la natación

By  | 

Seguro que en más de una ocasión has escuchado lo bueno que es nadar para la salud. Que si las articulaciones no sufren, que si es un deporte completo, que si no te lesionas… pero lo ideal es que experimentes todo lo que proporciona esta actividad al cuerpo por ti misma.

Hoy haremos un repaso de los beneficios de practicar natación, y verás cómo te apetece incorporar este deporte a tu vida diaria. ¡Ponte en forma!

1.- Problemas de circulación
Si tienes problemas de circulación en las piernas, puedes decirle adiós. La presión del agua ejerce una acción drenante, actuando sobre las piernas cansadas y edemas. Tus piernas se afinarán y lo notarás en poco tiempo.

2.- Respirar más y mejor
Fortaleces los músculos encargados de llevar el aire a los pulmones y éstos a su vez se vuelven más eficientes.

3.- Lesiones
La natación es altamente recomendada para tratar lesiones y prevenirlas, ya que pones a punto casi todos los músculos. Mejorarás la postura de la espalda, tonificarás tendones y ligamentos…

4.- Felicidad
La natación hace que segregues endorfinas y que te sientas en poco tiempo, feliz. Además, esto unido a que tu cuerpo recupera tono hará que tu autoestima aumente, y por tanto, la felicidad será aún mayor.

5.- Vida social
Estar en contacto con el agua genera sensación de diversión. Esto hace que se reduzca el estrés y que incluso, interactúes mejor con la gente que te rodea. Ir a la piscina, por ejemplo, te ayuda a ampliar tu circulo de gente conocida, ya que si lo practicas regularmente siempre encontrarás personas que van a la misma hora y establecerás relaciones nuevas.

beneficios natación emocionant.com

¿Qué estilo prefieres?

Con cada estilo fortaleces una parte en concreto de tu cuerpo. Aunque la parte que más se fortalece en general, es la superior.
– Crol y espalda: trabajas los brazos, pero también los glúteos y abdominales.
– Braza y mariposa: en estos estilos el esfuerzo es mayor, ya que tienes que impulsar el cuerpo fuera del agua. Potencias los brazos y piernas.
– Aguagym y spinning en el agua: son disciplinas que combinan ejercicios aeróbicos con el agua.

Además, no requiere de un gasto excesivo en material, basta que compres un bañador, gorro, gafas y tapones para los oídos. Y unas aletas, si te apetece.
¡Ya no tienes excusa para no ir a nadar!

Recomendaciones

– Si nadas en piscina es muy importante que te hidrates la piel, por el cloro.
– Debes de ser constante, no se obtienen beneficios de un día para otro.
– Debes ser cuidadosa con la limpieza personal, y seguir las recomendaciones sanitarias de cada centro deportivo.
– Y, sobre todo, lo más importante, es que disfrutes del chapoteo inicial y de la técnica después.

sport-370569_960_720